El 21 de marzo, la ONU, conmemora el Día Mundial Forestal, para dar a conocer la importancia de los bosques y el ecosistema que estos albergan alrededor de todo el mundo. Los bosques son de vital importancia para la existencia humana y animal. Principalmente, porque en conjunto con las selvas y los sistemas de algas marinas, constituyen los más grandes productores de oxígeno del mundo. El objetivo de esta celebración es asegurar el cuidado de los bosques, generar consciencia sobre su importancia y enseñar a las personas como se puede aportar al mantenimiento y crecimiento de los mismos. Adicionalmente, se plantea como una oportunidad para instruir sobre cómo estos juegan un rol importante en la erradicación de la pobreza y la conversación del medio ambiente.

La FAO estima que cada año, más de 130.000 km² de bosques se pierden debido a la deforestación. La conversión a tierras agrícolas, la recolección insostenible de madera, las prácticas de la gestión inadecuada de la tierra, y la creación de los asentamientos humanos, son las razones más comunes para la pérdida de zonas boscosas. Según el Banco Mundial, la deforestación representa hasta un 20 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, que contribuyen al calentamiento global y, con ello, al cambio climático. Los bosques constituyen el hábitat de alrededor de dos tercios de todas las especies sobre la Tierra y la deforestación de bosques tropicales produce la pérdida de biodiversidad de hasta 100 especies por día.

¡Cuidemos nuestros bosques!.

Fuente: https://www.wincalendar.com/es/Dia-Mundial-Forestal