Playas de Veracruz, saneadas con Planta de Tratamiento de la Zona Norte

Es la más grande del Sureste mexicano Comunicado: 0452 – 27 enero, 2013 * Cuenta con un laboratorio de Análisis Residuales y cumple con todas las normas federales. * En seis horas, las aguas negras quedan libres de todo contaminante

Veracruz, Ver., 27 de enero de 2013.- Con la Planta de Tratamiento de la Zona Norte, las playas de la conurbación Veracruz-Boca del Río quedarán saneadas, informó el secretario técnico del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS), Luis Rafael Jiménez Domínguez, al destacar que, por la tecnología mixta que emplea, es la más importante del Sur-sureste del país.

En entrevista realizada durante un recorrido por las instalaciones, dijo que, tan sólo esta planta, la más importante del estado, limpia 55 por ciento de las aguas negras que se generan en 96 colonias de la conurbación, y junto con las otras, más de 80, posiciona a la entidad por encima del resto del país, pues en México se trata aproximadamente 60 por ciento de las aguas residuales.

Explicó que, luego de la ampliación, remodelación y actualización de los procesos, la Planta de Tratamiento Zona Norte tratará mil 600 litros de agua por segundo como gasto mínimo y hasta mil 250 litros por segundo de gasto máximo, que serán vertidas al Golfo de México sin ningún tipo de contaminación.

El objetivo del gobernador Javier Duarte de Ochoa, quien apenas este martes inauguró la planta con una inversión de 324 millones 849 mil 406.75 pesos, es preservar la limpieza de las playas para ofrecer al turismo áreas de esparcimiento naturales, libres de contaminantes y aptas para el disfrute de las familias veracruzanas y turistas que visitan la conurbación Veracruz-Boca del Río.

En  seis horas, el agua vuelve a la vida

El camino que recorren las aguas negras para ser liberadas de contaminantes en la Planta de Tratamiento Zona Norte tiene una duración aproximada de seis horas e inicia en cuatro colectores distribuidos estratégicamente en la zona norte de Veracruz y Costa Verde, en Boca del Río donde, luego de ser captadas, llegan por bombeo o gravedad a la caja de confluencia, primera parte de su camino a la sanidad, explicó la gerente de Saneamiento y Control de Calidad del SAS, Velia Luz Márquez Domínguez.

A diferencia de otras plantas que existen en la entidad, ésta alberga dos plantas en una, con procesos diferentes para tratar las aguas negras. En la número 1, que fue rehabilitada, utiliza un proceso de filtros percoladores por biomasa fija, y la planta 2, ampliada recientemente e inaugurada por el Gobernador, utiliza un proceso de lodos activados por difusión.

Una vez captada, el agua llega al área de pre-tratamiento, donde se le quitan los sólidos gruesos mediante un procedimiento de rejillas automáticas para después dividirse en las dos plantas, donde pasarán por sedimentación primaria, filtros percoladores por biomasa fija, para después pasar a la digestión por aireación y a la sedimentación secundaria para, como etapa final, ir a la desinfección en el tanque de contacto de cloro.

Con respecto a la planta 2, una vez concluido el pre-tratamiento, las aguas residuales son sometidas al reactor biológico, donde los microorganismos se encuentran en suspensión en el agua y viven a través del oxígeno que se les suministra por difusión, para después ir a la sedimentación, al tanque de contacto de cloro para poder, una vez que cumpla la norma aplicable, verterla al cuerpo receptor, que es primero el arroyo del cable y luego el Golfo de México.

Cumpliendo las normas

Otra de las características que hacen de esta planta un área integral de tratamiento de aguas negras es que cuenta un Laboratorio de Análisis Residuales, donde se realizan análisis físico-químicos que determinan grasas y aceites de cada una de las plantas, tanto de entrada como de salida, además de análisis bacteriológicos para detectar la presencia de coliformes fecales, esto con la finalidad de cumplir la norma 001 Semarnat 1996, que comprueba la calidad del agua tratada y la eficiencia de las plantas de tratamiento.

Al respecto, Márquez Domínguez dijo que el SAS cumple con la norma 001 que marca 150 y 125 partes por millón, donde la planta está inscrita en un programa de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), cuyos parámetros están entre 30 y 40 partes por millón de descarga, que tiene como beneficio que la comisión destine, previa acreditación por parte de un laboratorio certificado, la asignación de recursos para la operación y mantenimiento de la planta.

Los resultados

La Planta de Tratamiento Zona Norte cuenta con una extensión de nueve hectáreas, donde el capital humano encargado de su operación y mantenimiento logra, en 24 horas, los 365 días del año, la sanidad de aproximadamente 95 mil a 98 mil metros cúbicos de agua.

Tratamiento en números

En el SAS hay 22 plantas trabajando, la mayor es la de la Zona Norte, junto con la Olmeca y Carranza, además de la de Costa de Oro, que en conjunto, logran el saneamiento de 81 por ciento de las aguas residuales, lo que equivale a un crecimiento aproximado de 18 por ciento en los últimos dos años, gracias al pago puntual de los usuarios y al interés del Gobierno de Veracruz de mantener un saneamiento integral de las aguas de la conurbación.

Fuente: www.veracruz.gob.mx

| 2017-05-02T18:32:33+00:00 marzo 17th, 2017|Biochem|0 Comentarios

About the Author: